NOTAS DE PRENSA: La Voz de Avilés 7/12/08   Leave a comment

La demolición más esperada

El nuevo convento de los Padres Franciscanos estará finalizado en enero y el traslado de los frailes se concluirá el próximo mes de marzo

La imagen de la plaza de Carlos Lobo se transformará con la demolición del convento de los franciscanos. / MARIETA

El edificio religioso anexo a la iglesia se comenzará a desmontar en abril. El proyecto culminará con las recuperaciones del ábside y del entorno del templo.

En el año 1962, la construcción del convento de los frailes anexo al ábside de la iglesia de los Padres Franciscanos abrió un debate en Avilés que, a medida que iban transcurriendo los años, fue dando paso a una única opinión ciudadana sobre la necesidad de su demolición.

Hace tres años, uno de los convenios urbanísticos incluidos en el nuevo Plan General de Ordenación Urbana firmados con el grupo Proiecto contemplaba en una de sus cláusulas el derribo de este convento. Sólo faltan cuatro meses para que ese acuerdo se convierta en realidad de forma que, 47 años después, se recupere la imagen del templo más antiguo de la villa.

El nuevo convento para los franciscanos estará concluido el próximo mes de enero. A partir de esa fecha, los frailes dispondrán de un máximo de dos meses para realizar el traslado, con lo que el próximo mes de abril se podrá comenzar a desmontar la residencia religiosa actual.

Esta intervención urbanística liberará también parte de la muralla que rodeó a la primitiva villa de Avilés hasta el siglo XIX. La imagen desde la plaza de Carlos Lobo y desde el parque de El Muelle será totalmente distinta a la actual. Avilés verá recuperada parte de la muralla construida en el siglo XII. Además, la actuación urbanística podría verse ampliada, ya que en ella podrían incluirse otros edificios del entorno para liberar una mayor porción de la antigua muralla, hoy oculta por los inmuebles de la calle de El Muelle y también por los construidos en la calle de Los Alfolíes.

Los encargados del proyecto de demolición son los arquitectos Jorge Hevia y Cosme Cuenca (premios regionales de arquitectura por sus trabajos en la rehabilitación de la catedral de Oviedo). Su proyecto supone iniciar los trabajos desmontando el tejado, que tendrá que ser reconstruido, ya que su estructura fue modificada con el nuevo convento. A partir de ahí se continuará el desmontaje del convento, comenzando por sus vigas, ya que se ha descartado una demolición porque el derribo del edificio religioso podría poner en peligro la estructura de la iglesia.

Una vez liberado el ábside comenzará la recuperación de la fachada, con la intervención sobre la piedra y la eliminación del yeso y otros elementos constructivos utilizados para crear el interior del actual convento de los franciscanos.

La última operación que completará este proyecto será la recuperación del entorno, para lo que se demolerán los tendejones anexos a la fachada norte, que también volverá a ser visible ahora.

Posted December 13, 2008 by JUFRA SAN ANTONIO AVILES in Uncategorized

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: