SANTIAGO 1 al 5 de Enero   Leave a comment

 

JuFra AVILÉS

Haciendo CAMINO

Video Resumen Encuentro de
voluntarios 1-5 Enero 2009

 

EUROpean FRAnciscan MEeting 2009
‘Éste es mi mandamiento: que os améis los unos a los otros
como Yo os he amado’ Jn 15,12

 

Una Experiencia Inolvidable:

Voluntariado EuroFraMe del 1 al 5 de Enero, 2009

Nada como empezar el año con tanta energía. Para mí esta vivencia ha sido una de las experiencias más enriquecedoras y de las más fuertes que he tenido. Con momentos emotivos, momentos mágicos, momentos de divertirse, momentos de observar y apreciar los tesoros que tenemos a nuestro alrededor, momentos de conocer a personas de corazón puro, momentos de volver a ver caras conocidas, momentos de sentir…

Cinco días (en mi caso cuatro) muy intensos, y si os digo la verdad no tengo palabras para describir todo lo que he sentido y vivido a lo largo de estos días en compañía de Buena Gente (como solemos decir).

Bueno comenzaré por explicaros que es la EuroFraMe.

La EuroFraMe (European Franciscan Meeting) es un encuentro de todas la comunidades franciscanas de Europa. Se realiza cada dos años. La vez pasada fue en Asís (Italia) y este año tocó en España.

La verdad es que me encantaría contaros todo desde el día de año nuevo, cuando comenzó esta experiencia, pero me temo que no va a ser posible.

Mi experiencia comenzó el día dos cuando llegamos a Astorga,

No hicimos la primera etapa que teníamos que hacer caminando. Fuimos a ver un poco la ciudad de Astorga, a conocerla.

A lo largo de la tarde llegaron las demás personas que si hicieron la etapa.

Gente de la Bética, Andalucía, de Hungría, Escocia, Inglaterra, Albania, Austria y más países que ahora no recuerdo…

Celebramos la misa en el convento de Astorga con las Clarisas.

El día siguiente yo no me podía ni imaginar la que me esperaba, una caminata de lo más duro. Teníamos que subir el Cebreiro. No es lo que se le pueda llamar un paseo. Caminamos sobre unos siete kilómetros y sobre todo hay que destacar que era cuesta arriba, lloviendo, con nieve, pasando charcos de barro y con un frío que te dejaba de hielo (nunca mejor dicho). Eso lo complica todo ¿no?

Pero llegamos arriba a pesar de las circunstancias. Merecía la pena llegar, aunque fuera tan solo por ver la vista. Aunque si os digo la verdad, no había mucha. Eso si, niebla había bastante.

Cuando llegamos, almorzamos. Bueno eso de almorzar… Llegaríamos hacia las cuatro y media o cinco.

Después de comer, por la tarde, tuvimos una pequeña misa, en la que hicimos algún que otro gesto y reflexión. El gesto consistía en llenar un vaso de tierra, más o menos por la mitad y después poner nuestro nombre, a ser posible legible. Pues bien, nos fuimos acercando al altar para echar alguna que otra semillita de mostaza y después dejarla en el altar junto a los

demás vasos. Más tarde repartieron otra vez los vasos de tal manera que cada uno tuviésemos un vaso que no fuera el nuestro.

Teníamos que cuidar esas pequeñas semillas y rezar por aquel que las sembró. A mi me tocó el vaso de Zef, un chico de Albania (por cierto, la semilla ya dio brote).

Al caer la noche, fuimos a cenar al convento de las Clarisas de Villafranca, un pueblecito de León que está por la zona del Vierzo.

Después de cenar, cantar y marcarnos unos bailes, partimos hacia Santiago donde pasaríamos los días 4 y 5 en el albergue de los Franciscanos (lugar en el que yo hice mi primer voluntariado).

Al día siguiente vimos la ciudad. Y ese mismo día fue cuando a otra chica y a mí nos gastaron una broma. Nos dijeron que si subíamos las escaleras en las que estábamos de dos en dos (las de la Berenguela de Santiago) y pedíamos un deseo, se nos cumplía. Claramente lo que yo desconocía es que aquellas escaleras eran impares.

Por la tarde tuvimos la misa de la que esta vez no me salve de cantar. Fue una de las misas más emotivas que he tenido. Cuando acabó la misa, querían hacer la evangelización por las calles de Santiago, cantando, orando, de tal manera que consiguiéramos que la gente de nuestro alrededor se uniera a nosotros y compartiéramos nuestra misma fe. Era muy emocionante ver como la gente se unía a nosotros.

Al terminar fuimos a visitar la catedral de Santiago. Nos dejaron subir al altar, abrazar al apóstol Santiago, ir a ver la cripta. Y por último y para terminar nuestra visita, hicieron realidad uno de mis sueños: subir al órgano, sí, a esa belleza de órgano. Guardaré eternamente aquel momento.

Terminamos el día con una pequeña queimada y una velada. Reflexionamos todo lo sucedido estos días.

Al día siguiente ya era la despedida, un día duro para todos. Tuvimos la misa en la cripta de Santiago, aunque algunos nos quedamos fuera porque no cabíamos todos.

Al terminar fuimos a comer y al acabar, el momento mas duro. Los de Asturias se marchaban. Abrazos, lágrimas… un conjunto de sentimientos y emociones.

En cierta manera esta experiencia nos ha cambiado (aunque sea lo más mínimo) a todos.

No importaba lo diferentes que éramos, ni tampoco el idioma. Importaba que luchábamos por una misma fe. Y lo que es más importante… que luchábamos juntos. Como una sola persona, una sola comunidad y todos por un mismo sueño.

Y ¿sabéis lo mejor?

Que esto es solo el comienzo de un largo recorrido.

Laura Rodríguez, JUFRA AVILÉS

 

+ INFO: VISTA

www.santiago2009.es

 

Posted January 21, 2009 by JUFRA SAN ANTONIO AVILES in Uncategorized

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: